@LiNo_escritora Efemérides

Hoy, 44 años plenos de experiencia-S

Pues va a ser que sí. Hoy es, un año más, mi cumpleaños. La vida me ha ido preparando para este día durante 44 años. Como para no celebrarlo!

Cádiz (Verano 2016). Autor fotografía J.L.S.

En realidad, esa sensación la tengo cada mañana y si me apuras, a cada instante. Sin la neblina “happy happy” o de “positivismo radical” en la que hemos empezado a respirar socialmente, en esta sociedad tan poco cercana en la que me desenvuelvo.

Simple y llanamente estoy muy cómoda en mi piel. Cada día mas.

Me ha llovido muy mucho tanto bondades como reveses, y yo sigo manteniendo que la vida a mi, me cuida.

Porque creo que lo fundamental se basa en que te ocurran y sucedan cosas, historias y experiencias de la índole que toquen y confirmar en ellas y a través de todas ellas, quien eres. Y en todo este tiempo vital para mi, todo lo acontecido he podido afrontarlo. Unas veces con mayor comodidad que otras, desde luego. Pero siempre encontré dónde apoyarme, dónde refugiarme, dónde confiar y siempre he sabido descubrir el cómo de cada etapa. No me sobra ni un día.

Me siento agradecida porque he aprendido a escuchar y comprender mi Co-Razón. Su compás marca el ritmo. Su melodía marca el camino. Con cada paso. En cada etapa. Desde los momentos pasados y con cada regalo, presente. Vislumbrando el futuro. Construyendo el destino. En la dirección correcta. Con sentido, común.

La composición de la moneda que cree como imagen profesional se basa en una fotografía de cuando tenía unos 20 años. Acababa de salir de la peluquería e iba maquillada. Con una camiseta chupicalabaza. No lo hacía a menudo, pero ese día tenía cumple y aproveché. Hay que recordar que en aquel entonces prehistórico no había móviles para hacerse fotos continuamente.

La fotografía que os comparto hoy fue en verano de 2016. Recién levantada, sin gota maquillaje. Con una camiseta sencilla y esperando para desayunar al resto de la familia. La persona que me la hizo pensó que tenía dos imágenes similares con más de 20 años de diferencia. Eso! similares … jajaja 😉 Gracias por verlo así.

Alguien muy sabio me dijo en una ocasión que los cumples los enfocamos de manera errónea. Que más que recibir regalos debería ser el día de ofrecer. Me lo dijo un ser muy humano que cumplía 4 años siendo persona. Estoy en ello. A ver qué se me ocurre …

Mientras, os comparto este vídeo :

Os sonará la voz de una mujer, con unas piernas de escándalo y un pelo león que reflejan la leona que lleva dentro. Una fuerza y carisma que ha llenado escenarios y estudios con su presencia y voz. Unas veces sobre notas musicales y otras sobre notas de vida. En esta ocasión, con tonos espirituales y mensajes de paz.

Tina Turner Sarvesham Svastir Bhavatu (Peace Mantra)

Por mi parte, lo disfruto cada vez que lo escucho y observo. Y me viene el siguiente pensamiento :

” Afortunadamente, sin duda alguna, se empiezan a conocer muchos términos y conceptos tales como inteligencias múltiples, desarrollo de talentos, resiliencia, PNL, inteligencia emocional y muchas más en esta nueva etapa que estamos abriendo como sociedad. Nuestros peques, en el mejor de los casos, las van a aprender y aprehender.

Sin embargo algo dentro de mí me dice que no es oro todo lo que reluce. Si bien estoy de acuerdo en encontrar nuevas formas de aprendizaje y metodologías acordes a cada ser humano (aspecto al que dedico mi vida completa en general y profesional en particular) creo que estamos en un punto de inflexión sumamente delicado, importante y decisivo como especie y sociedad.

Qué quiero decir con esto? Los adultos. Por mucho que eduquemos a nuestros niños (y todavía queda mucho) en estos aspectos, incluso con una gran base de valores que a todas luces lo sean, si  sus adultos de confianza no caminan a la par (mejor dicho, van por delante) , avanzaremos muy lento, muy poco y  con el peligro de malas interpretaciones a personas muy preparadas. Pueden acabar creyendo que las herramientas que les ofrecemos no son tales. O lo que puede ser más peligroso. Decidan utilizarlas de manera destructiva.

Tenemos la grandísima oportunidad de comprender, de verdad, que cada generación desempeña un papel como conjunto. Algo que se ha entendido muchas veces con anterioridad. Pero la novedad creo viene de que sí puede ser la primera vez que podamos despertar con-juntamente.  No una, dos o tres mil personas. No desde una vertiente única o aplastando lo conseguido por tantos otros.

Estoy convencida, como adulta que soy, que es nuestra responsabilidad desempeñar ese rol. Sacar nuestro mejor yo. Desde luego. Pero para ponerlo a disposición de un bien mayor. Con todo lo que conlleva semejante afirmación. Es la oportunidad de poder hacerlo a millones de particularidades. Como las células de nuestro cuerpo. Te imaginas que todas ellas, o su mayoría , comprendieran completamente que pertenecen y forman parte de algo mayor?

Las células no saben si son buenas o malas. Simplemente son. Viven. Y el fin último de la vida es seguir viviendo. Por eso es increíble cuando un cuerpo enfermo comprende esta realidad. Y ese ejercicio consciente es pieza angular para la recuperación. Dependiendo de múltiples variables los caminos y opciones varían.

Pero el hecho de asumir y aceptar algo tan sencillo y básico, una ley tan natural, es crucial para el desarrollo posterior. Puede hacerse sin este paso. Es aquello de “es condición necesaria pero no suficiente o es condición suficiente pero no necesaria”.

Y ese ejercicio consciente del que hablo en el ejemplo, es el que creo debemos desempeñar las personas de mi generación. Porque tenemos la posibilidad. Porque podemos desarrollarla. Porque se nos ha facilitado el tiempo y la preparación para llevarla a cabo. No hemos vivido en una etapa de paz (en esta sociedad occidental) y con posibilidad de acceder a un nivel cultural para nada. Aunque muchos hayamos estado o estén en el limbo total y egoísta que una infancia y adolescencia mimada puede ofrecer.

El hecho de asumir que la compleja crisis que hemos tenido y tenemos es algo que ocurría a otras personas mucho antes que nos estallara a nosotros, y que con nuestra ignorancia hemos ido provocando también muchos malos pasos debería ser el impulso que nos llevara a ese entendimiento y sabiduría global. Real.

Para mi las culpas no existen. Sólo sirven para encontrarse mal y pocas iniciativas eficientes y eficaces nacen desde ellas. Yo creo en las responsabilidades. Desde hace muchos años. Con-suma responsabilidad , lo he expresado.

Si bien la Historia es algo cíclico formado por miles de historias , tenemos algo que anteriormente no se dio. La oportunidad de que cada ser anónimo pueda sumarse al conocimiento del Grupo y las acciones del grupo.

Ya sabes, piensa Globalmente y actúa de manera local. Una frase moderna muy potente que cuando se ejecuta , desde antes incluso de la prehistoria, ofrece buenos resultados. Por algo somos seres sociales por naturaleza. Y nos va muy muy mal cada vez que a alguien se le olvida. Cada vez que alguna celulita en este mundo, ha perdido el norte …

 

Muchas gracias por dedicarme unas líneas de tu tiempo, en un día tan especial en el mío …

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *